PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

sábado, 5 de noviembre de 2016

Pataciencia

La patafísica y los agujeros negros


Un grupo de trabajo del I.P.G. (Instituto de Patafísica de Granada) ha sido galardonado con un premio Ig Nobel de física por conseguir resolver un problema que intrigaba al común de los mortales bípedos desde hace unas cuantas décadas. El hecho es meritorio, pues muchos eminentes científicos han fracasado en su intento de encontrar una respuesta coherente a ese misterio doméstico y cotidiano.
Nos referimos a la desaparición de los calcetines en la lavadora.
Según el propio relato de los patafísicos, el descubrimiento ocurrió de la siguiente forma:
“…..Andábamos contemplando (asqueados de la programación televisiva), obnubilados, el centrifugado del útil electrodoméstico cúbico cuando caímos en la cuenta que la clave de la solución estaba en la espiral patafísica.
¡¡¡Eureka!!! Gritamos. Un chispazo de luz había iluminado nuestra mente.
Sí, el rápido torbellino de agua que se genera dentro de la lavadora tiene el poder de producir pequeños desgarros en el tejido de espacio-tiempo.
Por fin, encontramos el agujero, tanto tiempo buscado, por donde se colaban nuestros queridos calcetines desaparecidos.
Además comprendimos que, justo en ese momento, en otra dimensión paralela, otros patafísicos, descubrían, tan sorprendidos como nosotros, la causa de que en sus lavadoras aparecieran extraños calcetines que no eran  suyos.
A nosotros acaban de darnos el Ig nobel; a los patafísicos de la otra dimensión le han quitado un premio igual y a nuestros calcetines viudos les queda al menos el consuelo de saber que sus queridos compañeros perdidos han rehecho su vida en otra dimensión.

¡¡¡Larga vida a los calcetines desaparecidos donde quieran que estén!!!....”

Sin palabras….pero con calcetines.